5 Errores comunes en las tarjetas de visita y cómo prevenirlos

Se nos puede enseñar a nunca juzgar un libro por su portada, pero la verdad es que muchos de nosotros juzgamos una marca por su tarjeta de visita. Si bien los negocios deben ser innovadores y originales cuando se trata de su marca, existen algunas pautas universales que recomendamos para garantizar que tus tarjetas de visita se vean perfectas y profesionales.

Tanto si estás diseñando tus propias tarjetas como si trabajas con un diseñador gráfico, asegúrate de evitar los siguientes errores, ¡o uno solo de ellos podría costarte mucho dinero!

 

No usar una plantilla idónea

 

Deberás usar la plantilla correcta para el tamaño y forma que deseas que tenga tu tarjeta de negocios. Las plantillas se marcarán con la línea de seguridad, la línea de corte y la línea de sangrado. El texto y las imágenes deben estar dentro de la zona de seguridad, pero cualquier elemento del fondo debe extenderse hasta la línea de sangrado.

No olvides eliminar la capa de la plantilla antes de guardar el archivo de diseño final. La mayoría de las empresas de impresión imprimirán exactamente lo que envíes sin verificar dos veces el archivo. Si olvidas eliminar la capa de plantilla, es muy probable que tus tarjetas de visita se impriman con las líneas de la plantilla visibles.

 

Cuidado con diseñar tus tarjetas en modo RGB

 

Tu archivo debe diseñarse en modo CMYK o convertirse a CMYK antes de imprimirlo. Aunque muchas otras impresoras comerciales imprimen archivos en RGB, las imágenes creadas en el modo de color RGB pueden aparecer apagadas y desajustadas una vez impresas.

 

No utilizar la parte posterior de las tarjetas

 

La impresión en ambos lados de la tarjeta es un pequeño extra que se amortiza de varias maneras. Puedes usarlo para colocar una tabla para citas, los iconos de redes sociales de tu negocio, un mapa que guíe a los clientes hacia tu local o cualquier cosa que ofrezca a tu tarjeta o a tu negocio una ventaja competitiva.

 

Márgenes desiguales alrededor de los bordes

 

Un borde delicado alrededor del diseño de tus tarjetas puede verse bien en la pantalla, pero ese mismo borde puede descentrarse en el producto final. En general, no se recomiendan los bordes porque pueden producirse cambios leves durante el corte. Para productos pequeños como las tarjetas de visita, incluso medio milímetro de cambio de corte puede hacer que los bordes se vean desiguales.

Si realmente te encanta la idea de tener un diseño con un borde, elige un borde grueso que se extienda hasta el borde de diseño y dentro de la zona de seguridad, o bien decántate por un borde más delgado que se encuentre totalmente dentro de la zona de seguridad.

 

Demasiado (o muy poco) texto

 

Muchas marcas caen en la trampa de querer incluir tanta información como puedan en sus tarjetas de visita. Sin embargo, es mejor impresionar a los destinatarios con tarjetas de visita de alta calidad que se centren en las características más sólidas de su empresa o en propuestas de valor únicas.

Por otro lado, esforzarse demasiado para parecer “misterioso” o “exclusivo” al incluir solo la información mínima puede ser contraproducente. A menos que su objetivo sea conseguir la menor cantidad de clientes posible, tu tarjeta de presentación debe mostrar suficiente información sobre ti y tu negocio, y cómo contactar contigo.

Puntuación de los clientes

About author

Product has been added to cart

View Cart